Noticias

20 de Mayo de 2019
Noticia cedida por Isabel Moreno

4 cereales nutritivos, refrescantes y de preparación rápida para celiacos y no celiacos

 

Ya está aquí la primavera y apetece comenzar a tomar ensaladas, comidas ligeras, depurativas y refrescantes…

 

Si no puedes tomar gluten o has decidido no tomarlo, te alegrará saber que hay una gran variedad de cereales, ligeros y nutritivos con los que puedes preparar una deliciosa comida en menos de 30 minutos.

 

¡Toma nota y disfruta de una alimentación sana y SIN gluten!

 

 

Quinoa:

Es probablemente el pseudocereal sin gluten más conocido, no en vano su valor nutricional es realmente interesante.

La quinoa es fuente de proteínas completas, es decir, tiene todos los aminoácidos esenciales y en cantidades suficientes, así que no hace falta complementarla para obtener una proteína de calidad.

Es uno de los granos más ricos en calcio, con un aporte mayor que la leche, y además, contiene magnesio, indispensable también para unos huesos fuertes.

Fuente de fibra y carbohidratos complejos, es uno de los alimentos más utilizados por los deportistas gracias a su aporte energético.

Su preparación es rápida, bastarán 15 a 20 minutos en agua hirviendo.

Antes de cocinarla, es importante lavarla bien varias veces, hasta que el agua salga limpia.

Y una vez cocida, puedes utilizarla como si fuera cuscús y preparar refrescantes taboulés, incorporarla a ensaladas o saltearla con verduras de temporada.

 

 

Amaranto:

Cultivado desde hace más de 4.000 años, el amaranto es otro gran pseudocereal.

Al igual que la quinoa nos aporta proteínas de alto valor biológico y en gran cantidad, más del 13% de su contenido es proteico, muy por encima de otros cereales.

Es además, un grano muy rico en minerales como calcio y hierro, siendo una buena alternativa para personas con anemia.

También es especialmente interesante su contenido en zinc, ayudando a regular nuestro sistema inmune. Proporciona buena resistencia física y es rico en antioxidantes.

Para cocinarlo, lávalo bien primero con la ayuda de un colador, ya que al ser fino podrías perder los granos.

A continuación incorpóralo en 3 partes de agua hirviendo con una pizca de sal. Baja la llama, coloca la tapa y cocina a fuego bajo durante unos 20 minutos. Apaga y déjalo reposar unos minutos antes de utilizarlo para que no se apelmace.

El amaranto es ideal para incorporarlo a tus cremas de desayuno, aportará energía de calidad para toda la mañana.

Y para merendar, ¡tómalo como palomitas! En una sartén amplia bien caliente, añade los granos y remueve constantemente para que no se quemen, verás que pronto comienzan a saltar y a abrirse. En un par de minutos tendrás un snack delicioso y saludable.

 

Polenta:

El maíz es uno de los mejores cereales para la temporada de calor. Ligeramente refrescante y ligero, es además, saciante y nutritivo.

La polenta, es una sémola derivada de este cereal. Especialmente conocida en Italia, donde existen diferentes variedades, se consume también mucho en Sudamérica, de donde el maíz es originario.

La polenta resulta muy versátil en la cocina. Es un sustituto muy práctico para el pan rallado. Los rebozados con polenta quedan crujientes y sabrosos.

Además, puedes preparar platos dulces y salados con ella que sólo te llevarán unos minutos.

Dependiendo de si quieres elaborar un plato más o menos cremoso, necesitarás adaptar la cantidad de agua con la que la cocinas.

Para una textura jugosa, como la que utilizarías para un timbal de verduras, cocínala con 3 partes de agua.

Si lo que quieres es preparar unos palitos que luego puedas hornear y utilizar a modo de nachos como acompañamiento a patés o guacamoles, cocínala con 2 partes de caldo de verduras o agua.

 

Y si quieres tomarla como postre o desayuno, apúntate la receta: natillas de polenta, cremosas, dulces, y para ¡todos los públicos!  

 

 

Pasta:

Si lo tuyo es la pasta, ¡estás de suerte! hoy en día encontrarás una selección muy variada de pastas elaborada a base de derivados de cereales y legumbres, ¡todos ellos sin gluten!

Si quieres una buena fuente de hidratos de carbono, prueba los pennes de trigo sarraceno o fusillis de arroz con cúrcuma o sarraceno. 3 opciones ricas en fibra, digestivas y sabrosas que quedarán estupendas en ensaladas o acompañados de una buena salsa casera.

Si lo que te interesa es un aporte de proteína, elige pasta elaborada a base de legumbres, una manera original de incorporar todas las ventajas de la legumbre a tus platos. Además de su aporte proteico, obtendrás fibra e hidratos de asimilación lenta que te ayudarán a mantener tu nivel de energía estable.

¿Has probado ya los pennes de garbanzo o guisantes verdes? son deliciosos y quedan estupendos salteados con verduras o acompañados de un buen pesto. ¿Prefieres los fusillis? No te preocupes, prueba los de lentejas rojas, sabrosos y de atractivo color, triunfan entre los peques de la casa.

Y si realmente no tienes tiempo para cocinar, ten siempre a mano un paquete de noodles o ramen. ¡Son tan prácticos! Solo necesitan 3 a 5 minutos de cocción, si te organizas y preparas un buen salteado de verduras mientras se cocinan, tendrás una comida completa en apenas 10 minutos. 

Encontrarás opciones de mijo, arroz, sarraceno, y si cocinas sólo para ti, te será realmente fácil calcular las porciones pues se presentan en prácticas monodosis.

Ver todas las noticias

Otras Notícias


¿Tienes alguna duda? Contáctanos


RECETAS

EVENTOS