Noticias

09 de Mayo de 2018
Alimentación y cuidado para una piel seca

Una de las claves principales para disfrutar de una piel sana, es prestar atención a nuestra alimentación.

Evitar alimentos que sobrecargan nuestros órganos de eliminación nos ayudará a mantenerlos en perfecto estado para poder así eliminar ácidos que de otro modo eliminaríamos por la piel alterándola.

Una piel seca pierde la capacidad de protegernos contra bacterias, virus y hongos, acumulando células en su superficie que pueden irritarla con facilidad.

Para prevenir y cuidar la piel seca deberíamos comenzar por evitar las sustancias y alimentos que la perjudican y resecan. Incrementando luego, los alimentos ricos en nutrientes que contribuyan a su hidratación.

Alimentos que necesitamos reducir o evitar:

·       Alcohol y café, pues deshidratan mucho la piel.

·       Bebidas azucaradas. El azúcar contribuye al envejecimiento de la piel, resecándola.

·        Los alimentos con una energía yang extrema tienden a producir calor y sequedad, alterando así la hidratación de nuestra piel. Ten cuidado con el exceso da sal, especialmente si es de mala calidad, los embutidos, los snacks salados, los quesos curados, etc…

·        Los estilos de cocción excesivamente secos como las barbacoas o los horneados también favorecen la deshidratación.

 

Nutrientes que necesitas incorporar en tu dieta:

Omega-6

Estos ácidos grasos ayudan en casi todos los problemas relacionados con la sequedad como rojeces, descamaciones, picores, dermatitis, eczema, etc.

 

El aceite de onagra o de prímula es también muy rico en Omega-6, puedes consumirlo en perlas o utilizarlo para aplicarlo directamente sobre la piel seca.

 

Omega-3

Es muy importante mantener un equilibrio adecuado entre los ácidos grasos omega-3 y 6, en una proporción inferior a 1:5. Así que si vas a aumentar el consumo de alimentos ricos en omega-6, asegúrate de incluir también otros que contengan omega-3.

Alimentos ricos en Omega 3:

 

·       Especialmente las semillas de lino

·       Las pipas de calabaza

·       Las almendras

·       Las fresas

·       El pepino

·       Las coles de Bruselas y otras coles

 

 

 

 

Vitamina E:

Esta vitamina aporta grandes beneficios para la salud de tu piel:

·        Mejora la absorción de los ácidos grasos omega-6 y 3.

·       Ayuda a restaurar la humedad de la piel.

·       La protege contra los efectos del envejecimiento y la degeneración de sus tejidos y vasos sanguíneos.

·       Es el antioxidante natural por excelencia.

·       Y un potente rejuvenecedor. Actúa retrasando el envejecimiento de las células, reduciendo la degeneración de tejidos y vasos sanguíneos.

Alimentos ricos en Vitamina E:

 

  • Los aceite vegetales son muy ricos en esta vitamina, especialmente el de germen de trigo. También son fuente de vitamina E el aceite de oliva extra virgen, el aceite de onagra, el de sésamo, de almendra y de coco.
  • Verduras de hojas verdes: espinaca, brócoli, germinados, perejil, cilantro, alfalfa, etc.
  • La soja y sus derivados: tofu, tempeh, tamari, etc.
  • Cereales: amaranto, trigo, cebada, etc.
  • Semillas de sésamo, girasol, nueces, almendras, etc.

 

 

 

Vitamina A:

La vitamina A resulta esencial para la piel seca:

 

  • Es eficaz para mantener la elasticidad de la piel.
  • Previene la sequedad, las arrugas y el envejecimiento.
  • Ayuda a combatir posibles infecciones de la piel.
  • Si hay deficiencia puede haber descamación, picazón y granos.
  • Alimentos ricos en Vitamina A:
  • Las verduras y frutas de color anaranjado: zanahoria, calabaza, boniato, albaricoques, melón…
  • Alga nori, perejil, diente de león, berros, escarola, lechuga, hojas de rábano, coliflor…

 

 

 

Ver todas las noticias

Otras Notícias


¿Tienes alguna duda? Contáctanos


RECETAS

EVENTOS