Noticias

05 de Julio de 2017
Noticia cedida por Isabel Moreno

Las mejores verduras para el verano
Estamos en verano, ya ha llegado el calor, y es ahora cuando más necesitamos enfriar, abrir y relajar nuestro cuerpo, para poder así adaptarnos a las altas temperaturas sin problemas.
 
Como regla general, recuerda que en verano conviene incrementar el consumo de verduras, para consumirlas tanto crudas como ligeramente cocinadas.
 
Las verduras son un tipo de alimento con una energía ligeramente refrescante y un efecto relajante. Las que crecen en verano, en especial, tienen además un contenido en agua bastante alto.
 
En épocas de calor, necesitamos ese aporte extra de líquido que nos ayude a sentirnos cómodos, a refrescarnos y a estar más en equilibrio en días con temperaturas por encima de los 30 grados.
 
A la hora de elegir la verdura que vamos a consumir, en líneas generales, bastaría con tener presente que la mejor opción va a ser siempre, la verdura que crece en cada estación. Pero si queremos afinar un poquito más, en esta época del año, en pleno verano, optaremos por los vegetales de sabor amargo.
 
Las verduras amargas ayudan a tonificar los órganos del elemento fuego, asociado a los meses de verano.
 
Los órganos de esta estación según la Medicina Tradicional China son el corazón y el intestino delgado, y las verduras de sabor amargo ayudan a activar la digestión, favoreciendo también la circulación.
 
Uno de los principales efectos del sabor amargo en nuestro proceso digestivo es un aumento de los jugos que intervienen en la digestión. Tendremos así una mayor secreción de bilis, de jugos pancreáticos y estomacales, ayudando a digerir los alimentos con más facilidad y eficacia.
 
Este sabor estimula, además, el movimiento peristáltico de los intestinos y favorece la absorción de vitaminas liposolubles: A, E, D y K, resultando en un mejor metabolismo y aprovechamiento de los nutrientes.
 
Cualquier persona se beneficiará de su consumo en verano, pero especialmente aquellas aquejadas de alguna dolencia o patología relacionada con estos dos órganos.
 
Entre las verduras amargas por excelencia, se encuentran una gran variedad de hojas: achicoria, endibia, rúcula, berros, hojas de mostaza, lechuga, hojas de rabanitos y nabos, diente de león
 
Como ves, todas ellas se pueden encontrar en los meses calurosos sin problemas, y quedan deliciosas preparadas en ensaladas. ¿Quieres una receta de ensalada de achicoria? Echa un vistazo a esta receta.
 
Otras verduras amargas de temporada que también puedes utilizar son los calabacines o los pepinos, y quizá todavía encuentres algunas alcachofas o espárragos trigueros.
 
Los calabacines y los pepinos, típicos de esta estación, tienen una energía refrescante muy agradable. Quedan estupendos preparados en cremas frías a modo de gazpacho. Y también puedes tomarlos en ensaladas crudas o prensadas.
 
Los espaguetis de calabacín se están poniendo muy de moda entre las personas que han optado por no consumir gluten, y son realmente fáciles de preparar. Utilizando una mandolina adecuada puedes cortarlos en tiras finas a modo de espaguetis y condimentarlos con el aliño de tu elección o una deliciosa salsa de almendras¡Prueba esta receta!
 
Las alcachofas y los espárragos puedes consumirlos directamente a la plancha o con un escaldado ligero previo, y son ideales a temperatura ambiente.
 
Hay otros alimentos amargos, aunque algunos no de temporada, que te puede interesar incorporar en tus preparaciones: semillas de sésamo, cúrcuma, melones, zumo de limón, brócoli, coliflor, coles…
 
Volviendo a los alimentos que sintonizan con la energía de verano, las solanáceas son quizás las verduras más conocidas y consumidas en esta época del año. Los tomates, pimientos y berenjenas crecen en los huertos a lo largo y ancho de nuestra geografía. Y es realmente ahora cuando podemos disfrutar de ellas. Su sabor y su calidad cambian muchísimo consumidas fuera de estación, así que merece la pena esperar y disfrutarlas en el momento adecuado.
 
Las propiedades enfriadoras de estas verduras, así como su alto contenido en potasio, cobran sentido en una época de calor en la que vamos a sudar en exceso y necesitamos refrescarnos.
 
No podemos cerrar este capítulo sin hacer una mención especial a los geminados. Su energía expansiva y su riqueza en minerales y vitaminas los hacen ideales para el verano.
 
Son el complemento ideal para tus ensaladas, cremas frías o para tus bocadillos. Hay muchísima variedad donde elegir: brotes de alfalfa, de berros, ajos, cebolla o puerros son solo algunos ejemplos.
 
Si quieres variedad, prueba a germinarlos tú en casa. Hoy en día puedes encontrar en el mercado una gran variedad de germinadores, que podrás elegir en función de tu consumo.
 
Haz la prueba, verás que es realmente sencillo y muy estimulante poder cortar y consumir esa energía de apertura de los brotes, directamente de tu cocina.
 
¡Disfruta del verano!
Ver todas las noticias

Otras Notícias


¿Tienes alguna duda? Contáctanos


PRODUCTOS RELACIONADOS

RECETAS

EVENTOS