Recetas > Macrobiótica, Aperitivos

Albóndigas de tofu


Sin gluten

Preparación

  1. Desmenuzar el tofu con las manos sobre un bol grande.
  2. Machacar el perejil, el ajo y una pizca de sal en un mortero. Añadir al tofu desmenuzado.
  3. Disolver el miso de arroz con el agua caliente y añadir también al tofu.
  4. Agregar un poco de pan rallado, no hará falta mucho, 2 - 3 c.s. serán suficientes para ayudar a ligar bien la masa.
  5. Mezclar bien la masa con las manos y dejar que repose.
  6. Mientras tanto, haremos la salsa. Para ello, picar la cebolla y las zanahorias en cubitos muy finos.
  7. Calentar un poco de aceite en una olla y añadir la cebolla con una pizca de sal. Cocinar hasta que comience a estar doradita. Añadir las zanahorias y otra pizca de sal y cocinar otros 5 minutos.
  8. Añadir el agua, tapar la olla y llevar a hervor. Dejar que se cocine otros 5 - 8 minutos. Un par de minutos antes de apagar el fuego, disolver el miso de arroz con un poco del caldo y añadir al guiso.
  9. Triturar con la batidora hasta obtener una crema espesa. Prueba de sabor por si necesitas añadir algo más de miso. Reservar la salsa.
  10. Con las manos húmedas, coger pequeñas cantidades de tofu y darle forma redonda uniendo la masa hasta formar las albóndigas.
  11. Poner a calentar una sartén con abundante aceite y freír las albóndigas sin remover. No echar muchas a la vez para que no baje demasiado la temperatura del aceite y queden crujientes.
  12. Notarás que están hechas por un lado porque los bordes se pondrán doraditos. Cuando esto pase, darles la vuelta con la ayuda de dos tenedores y esperar unos minutos a que se doren por el otro lado.
  13. Sacar con una espumadera sobre papel absorbente.
  14. Añadir las albóndigas a la salsa y dejar que se cocine todo junto un par de minutos antes de servir.

Ingredientes

  • 1/2 bloque de tofu ahumado
  • 1/2 bloque de tofu normal
  • 1 diente de ajo (sin la parte central)
  • 1 puñado de perejil
  • 1 poco de pan rallado
  • 1 c.p. de miso blanco (o de arroz)
  • 1/2 taza pequeña de agua caliente
  • Sal marina
  •  

    Para la salsa

  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • Aceite extravirgen de oliva
  • 1 c.s. de miso blanco (o de arroz)
  • 1,5 - 2 tazas de agua
  • Hierbas aromáticas (opcional)
  • Sal marina

Consejo

"Si prefieres disfrutar de la textura crujiente de las albóndigas, las puedes servir directamente sobre el plato y añadir un poco de salsa por encima o dejarla en un bol a modo de dip!"


¿Tienes alguna duda? Contáctanos


PRODUCTOS RELACIONADOS

NOTICIAS

EVENTOS