Piel y belleza

Trucos y consejos para antes, durante y después de la playa

Trucos y consejos para antes, durante y después de la playa

Comienza el verano y necesitamos prestar más atención a nuestra piel. La exposición al sol, el calor y la sequedad del ambiente, afectan a nuestro órgano más extenso, deshidratándolo y agrietándolo.

Mantener nuestra piel en buen estado requiere de un cuidado diario, tanto en lo que utilizamos para protegerla como en lo que ingerimos para hidratarla y aportar los nutrientes que necesita para mantenerse firme y elástica.

Te damos algunas ideas que pueden ayudarte a lucir una piel estupenda durante este verano:

 

Antes de ir a la playa:

batido de amaranto

Alimentos que nutren tu piel:

Amaranto: Este interesante grano es rico en ácidos grasos esenciales linoleico y linolénico que ayudan a mantener la piel suave. Además, aporta gran cantidad de vitamina E, uno de los antioxidantes más potentes, que ayuda a retrasar el envejecimiento de las células y a restaurar la humedad de la piel, manteniéndola hidratada y reduciendo su degeneración.

Ahora que hace calorcito ¿Te apetece probar a introducirlo en un batido?

Idea: Puedes cocinarlo en 2 partes de agua y luego añadirlo a un batido de cualquier fruta de temporada: albaricoque o melocotón son dos opciones interesantes, su contenido en betacarotenos ayudarán a la formación de vitamina A, esencial para mantener la elasticidad de la piel y prevenir la sequedad y las arrugas.

Incluir alimentos ricos en esta vitamina es una idea excelente si vas a tomar el sol, pues reduce el riesgo de sufrir quemaduras solares, protegiéndola de los radicales libres. Encontrarás betacarotenos especialmente en alimentos de color naranja como la zanahoria y la calabaza y en otros de color verde como el perejil, los berros o en el ¡alga nori! Luego te hablamos de ella.

Derivados de la soja: ¡Sí! La soja también ayuda a cuidar nuestra piel. Contribuye a mantenerla hidratada, además, gracias a su alto contenido en vitamina E actúa como un antioxidante reduciendo la acción de los radicales libres y estimula la formación de colágeno.

Idea: En verano, el tofu es un alimento ideal para tus cenas, además de su aporte proteico, su cualidad enfriadora te refrescará después de un día playero. Puedes tomarlo a plancha, en revueltos con verduras o elaborar estupendos patés.

¡Apúntate también al tempeh, otro derivado de la soja, fermentado, fácil de preparar y muy versátil!

Sobre tu piel: Si vas a usar crema solar, elige una biodegradable . Uno de los grandes problemas actuales en el ecosistema marino a parte del plástico son los protectores solares. En muchas zonas del planeta como Hawái o Rivera Maya ya prohíben la venta de productos con químicos dañinos y por ley obligan a usar cremas biodegradables.

Los protectores solares actúan como filtro para reducir la cantidad de rayos que afectan a la piel. Las cremas solares biodegradables contienen sustancias minerales que se encuentran en la propia naturaleza, también se complementan de otros ingredientes naturales  para evitar quemaduras y  deshidratación. Estos filtros se pueden encontrar solamente en cosmética natural certificada y tienen muchas  ventajas sobre las cremas solares químicas. Las más importantes:

-       No contaminan el medio ambiente ya que todos sus ingredientes son biodegradables.

-       No provocan alergias, por lo que son muy recomendadas para gente con piel delicada.

 

 crema solar biodegradable

Durante la exposición al sol:

Alimentos que ayudarán a hidratarte:

Beber agua es esencial para mantenerse hidratado, recuerda tenerla siempre cerca.

Si quieres algo que además te alimente, la fruta de temporada es una de las opciones más sencillas para mantener la hidratación que pierdes con el calor y el sol. Ahora ya sabes que si además eliges las de color anaranjado te beneficiarás de los efectos protectores de la vitamina A.

Como snack, tanto si vas a caminar como a tumbarte bajo el sol, las algas son un alimento muy interesante en verano pues ayudan a restaurar rápidamente los minerales que perdemos por la sudoración. Un sushi de arroz integral, o unas bolitas de arroz envueltas en alga nori, es una idea excelente para una comida playera, ligera y nutritiva.

Idea: Si quiere algo más sencillo, simplemente tuesta el alga nori en el horno durante un par de minutos para que quede aún más crujiente y rómpela con las manos. Guárdala en una bolsita de papel y disfruta de unos saludables copos de alga nori al borde del mar o en la montaña.

 

Después de la exposición al sol:

plato de garbanzos

Alimentos con cualidades hidratantes y protectoras:

Los ácidos grasos omega 6 y 3 ayudan a mantener tu piel hidratada y fortalecen su barrera protectora.

Ya hemos hablado del amaranto y la soja, ricas en estos ácidos grasos, toma nota también de los siguientes alimentos: legumbres, cereales integrales, semilla de lino, chía, pipas de calabaza y girasol, almendras y otros frutos secos, aguacate, brócoli, pepino… todos ellos ayudarán a cuidar tu piel.

¿Cómo incluirlos a diario? Prepárate un pudding de chía, déjalo en la nevera toda la noche y tómalo cuando vuelvas de la playa, te refrescará y saciará mientras preparas la cena. Añade unas grosellas negras por encima para aumentar su contenido en omega 6.

Elabora una ensalada con garbanzos, pepino y aguacate, elige un aceite vegetal rico en vitamina E como el de sésamo u oliva para el aderezo e incorpora un puñadito de pipas de calabaza y algunas almendras hidratadas.

Saltea en un poquito de aceite unas florecitas de brócoli con unas rodajitas de tempeh. Incorpora un arroz integral que tengas previamente cocinado, unas pipas de girasol y adereza con tu condimento preferido.

Sobre tu piel:

Elige siempre productos naturales, sin colorantes y libres de parabenos, elaborados con aceites nutritivos y de máxima calidad. Los aceites de almendra, jojoba y germen de trigo son ricos en vitamina E y por tanto antioxidantes y protectores de tu piel. Por ejemplo la crema  hidratante  y nutritiva de noche Argital contiene estos ingredientes y es una buena alternativa para aplicar unas horas después de haber tomado el sol.

Ten siempre a mano un saquito de arcilla verde, es muy útil en caso de quemaduras leves, pues reducirá el calor en la zona, calmará el dolor y ayudará a cicatrizar más rápidamente. Es muy práctica también sobre picaduras de insectos. Para prepararla, simplemente disuélvela en un poquito de agua hasta formar una crema fácil de aplicar.

infografía cuida tu piel en verano

¡Cuídate y disfruta del verano!