Tips Finestra

Voelkel, preserva las semillas tradicionales desde 1936

Voelkel, preserva las semillas tradicionales desde 1936

Semillas tradicionales para el futuro de la humanidad

Desde hace miles de años, las semillas son la fuente principal de cultivo de las plantas de las que nos alimentamos. Lamentablemente con el avance de la tecnología, actualmente ¾ partes de las variedades tradicionales de semillas ya no existen...

¿Qué diferencia hay entre variedad híbrida y tradicional?

La variedad tradicional de semillas está históricamente bien adaptada al suelo, al clima de la zona y tienen todo su valor nutritivo intacto. La gran diferencia entre semillas tradicionales e híbridas es que las primeras, a diferencia de las híbridas pueden seguir reproduciéndose y así de cada generación de plantas se obtienen semillas de calidad que pueden sembrarse durante el año siguiente.

Por otro lado, las semillas híbridas son manipuladas artificialmente para optimizar el tamaño, color y forma, y generar grandes cosechas perfectas, pero no producen semillas de calidad suficiente como para volver a obtener una generación nueva de frutos sanos y ricos haciendo que los agricultores tengan que volver a comprar nuevas semillas el siguiente año.

No es de extrañar pues, que hoy tengamos menos variedades y sabores de frutas y verduras.

¿Dónde está el problema?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ya se han perdido dos tercios de la diversidad genética de los cultivos. Hoy, solo se cultivan unas 150 de las entre 7.000 y 10.000 especies de antaño. Y doce de ellas representan más del 70% del consumo.

Todo esto representa una pérdida de diversidad agrícola que nos hace más vulnerables ante plagas y enfermedades, desprotegiéndonos para enfrentar los efectos del cambio climático.

Voelkel trabaja día a día para mantener las variedades tradicionales y ayudar a que sobrevivan. Des de 1936 elaboran zumos vegetales a base de variedades de polinización natural gracias a los investigadores que trabajan para conservarlas y mejorarlas y a los pequeños agricultores y agricultoras que preservan las variedades locales.

El futuro de las semillas tradicionales.

El futuro de la humanidad está en nuestras manos. Es el momento de revalorizar la alimentación y las semillas tradicionales. Los consumidores podemos conseguir cambios gracias a nuestras elección de consumo apoyando las variedades ecológicas y los pequeños agricultores locales.

Descubre más información en este vídeo: