Tips Finestra

Caldos y sopas para invierno 

Caldos y sopas para invierno 

En estas fechas es muy habitual hablar de desintoxicar y de depurar después de las fiestas navideñas y sus excesos. Pero desintoxicar sin nutrir nos precipita a un círculo sin fin de subidas y bajadas anímicas y de peso. 

Muchas veces la idea de détox la asociamos a batidos verdes, licuados o ensaladas crudas y es verdad, esos elementos nos ayudan a desintoxicar cuando entramos en la primavera o el verano o cuando venimos de tomar una dieta alta en proteínas animales y alimentos muy grasos. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cuando queremos hacer un détox efectivo en pleno invierno hemos de considerar que la estación es fría y lo adecuado es utilizar elementos que no enfríen el fuego digestivo y que faciliten la alimentación, 

Mi propuesta según la filosofía Macrobiótica se basa en 10 alimentos muy útiles para este proceso. 

Daikon seco: elimina las grasas más antiguas, ayuda a eliminar placa arterial y formaciones de grasa especialmente producidas por el consumo de lácteos.

Tekka: ayuda a la digestión, purifica la sangre, proporciona energía, disminuye las palpitaciones y arritmias producidas por la dilatación del corazón, beneficia el sistema circulatorio, reduce el reumatismo y la inflamación articular, ayuda a controlar el nivel de colesterol.

Ciruelas de umeboshi:  son alcalinizantes y su uso continuado favorece la digestión. Tomando cada día una pequeña cantidad, apenas una puntita, favorecemos la segregación de saliva.  Muy indicado para metabolizar un exceso de azúcar simple y para los desequilibrios intestinales como diarreas o estreñimientos. 

Vinagre de arroz: cuenta entre sus múltiples propiedades con el ácido acético, que ayuda a la optima absorción de los nutrientes, activa las funciones hepáticas, es el mejor aliado a la hora de absorber el calcio en pequeñas cantidades.

Ortigas frescas: La ortiga es un alimento altamente nutritivo y una buena fuente de energía. Contiene abundante fibra que ayuda a combatir el estreñimiento y alivia el tránsito intestinal. Es diurética por lo que ayuda a eliminar toxinas y protege el estomago.

Jengibre en polvo: ayuda a mejorar la digestión, además de ser un gran activador del metabolismo.

Pimienta negra: ayuda a la digestión y tiene propiedades antioxidantes. 

Alga  kombu: Contiene ácido algínico, sustancia que ayuda a eliminar metales pesados del organismo así como formaciones grasas y mórbidas en el cuerpo.

Es un alga rica en agua y fibra lo que la convierte en un alimento saciante. También destaca por tener un gran aporte en proteínas y minerales como yodo, potasio, hierro y calcio.

Setas shiitake secas: Mantienen a raya las grasas en el organismo.

Polvo de shiso: sobre todo vamos a destacar que sirve de antihistamínico, antialérgico, en casos de asma. Además es antibacteriano; antiséptico; antiespasmódico; carminativo; expectorante; estomacal.

RECETAS

Caldo de ciruelas de umeboshi 

Ingredientes:

Un puñado de arroz  integral tostado

3 ciruelas de umeboshi en remojo

Un poco de sake

1 litro de agua

Elaboración:

  1. Tostar el arroz en una sartén hasta que adquiera un color dorado
  2. Añadir el agua y hacer hervir el arroz durante 20 minutos.
  3. Incorporar las ciruelas de umeboshi con el agua del remojo, cocer durante 5 minutos más a fuego bajo.
  4. Agregar el sake. 

Caldo de daikon y shiitake 

Ingredientes: 

Una cucharada de daikon seco en remojo

2 cucharadas de shiitake seca en remojo

3 centímetros de alga kombu en remojo

Unas gotas de tamari

1 zanahoria cortada 

1 puerro cortado a rodajas finas 

Un poco de cebollino crudo

Elaboración:

  1. Eliminar el agua del remojo del daikon, las setas, el alga kombu y cortarlo todo muy fino. 
  2. Llevar al fuego junto con las verduras
  3. Cocer durante 20 minutos 
  4. Agregar el tamari y servir junto con los cebollinos crudos 

Sopa de ortigas con shiso 

Ingredientes:

Un manojo de ortigas frescas

Media cucharadita de polvo de shiso

Media cucharadita de pimienta

Media cucharadita de jengibre fresco

Una pizca de sal marina 

1 litro de agua

Elaboración:

  1. Tostar la sal y reservar
  2. Con unos guantes gruesos extraer del tallo las hojas de ortigas
  3. Cortar el puerro finamente
  4. Llevar al fuego, la ortiga y los puerros con la sal tostada
  5. Añadir la pimienta y el jengibre en polvo
  6. Servir con un poco de shiso por encima.