Tips Finestra

La tensión menstrual en primavera

La tensión menstrual en primavera

 Llega la esperada primavera y con ella la energía femenina se forja en la tierra y se expande del mismo modo hacia el cielo, permitiendo la apertura de todo nuestro potencial creativo e instintivo.

Todo cambia, todo se transforma, todo muere y todo vuelve a nacer.

El sol que sale por la mañana y se pone por la tarde no es nunca el mismo, sin embargo, siempre actúa de la misma forma sobre la tierra. Cuando empieza a descender, la naturaleza, en todas sus formas, se recoge para comenzar un nuevo ciclo de almacenamiento y producción.

Por estos mismos estados pasa la naturaleza de nuestro cuerpo. A estos cambios cíclicos que vivimos cada 24 horas, le añadimos cambios más lentos y profundos: las estaciones y sus cambios atmosféricos.

En nuestro cuerpo cada conjunto de órganos está más activo según la estación del año. Nuestro aparato reproductor femenino, es un conjunto de órganos mayormente YANG (una energía más contractiva) que busca en su conjunto, una energía más suave y expansiva que les permita fluir.

Normalmente cuando llega la primavera se acentúan ciertos procesos hormonales (debidos a los cambios atmosféricos) y con ellos más casos de tensión menstrual. Esto es debido a la carga que lleva consigo el hígado (órgano principal de la primavera). Si durante el otoño y el invierno nos hemos excedido con la sal, la proteína animal, los lácteos, los fritos (grasas saturadas), nuestro hígado estará con más tensión y por consiguiente, nuestro aparato reproductor funcionará con mayor densidad.

Evitar los huevos, los embutidos, las grasas saturadas, el azúcar y el alcohol es una buena base para comenzar este nuevo ciclo.

Por contrapartida, implementar el consumo de hojas verdes frescas, guisantes, fresas, brotes y cebada (maravillosa para descongestionar el hígado y permitir que la energía interna fluya mejor) puede ayudar mucho en la prevención de un síndrome premenstrual difícil. 

Por ello, quiero compartir, para el disfrute y la salud, una deliciosa receta primaveral que no solo nos alimenta y nos refresca, si no que también nos ayuda a liberar tensión de nuestro hígado y por tanto tensión menstrual.

Ensalada de guisantes y tempeh:

200g de guisantes

2 trozos de tempeh

Media cebolla 

1 cucharada de mayonesa vegana

1 chorrito de vinagre de arroz

Un chorrito de aceite de oliva

1. En un cazo pon a hervir agua, cuando esté, vierte los guisantes para que se cocinen durante 3 minutos.

- Corta el tempeh en trocitos muy pequeños

- Corta media cebolla en cuadritos pequeños

- Cuando los guisantes hayan estado esos minutos, escurre y lava con agua fría

- Mezcla todo. El tempeh, los guisantes y la cebolla cruda 

- Añade una cucharada pequeña de mayonesa vegana, un chorrito de vinagre de arroz y un chorrito de aceite de oliva

- Mezcla todo bien y deja reposar.

Voila! ¡Ensalada fresca, nutritiva y maravillosa para la primavera!

-Nuestro cuerpo es la manifestación del universo y su constante movimiento-

                    

                                                      Natalia J.Restrepo

Artículo escrito por Natalia J. Restrepo, especialista en salud de la mujer